La UNSL reconoció a docentes de la Facultad

En el marco de la conmemoración del 51º aniversario de la Universidad Nacional de San Luis, se hizo entrega de reconocimientos a docentes que cumplieron 25 y 35 años de servicio y a profesores jubilados.

El tradicional acto, en el que la comunidad universitaria se reúne para celebrar el cumpleaños de la institución, es un momento de emociones y encuentros, pero también de agradecimiento a la tarea que desarrolla el personal de la UNSL.

Jubilados: Jorge Armando Oviedo y María Julia Ghibaudo.

35 años de servicios docentes (de izquierda a derecha en la foto)

Marcelo Errecalde, Alejandro Grosso, Germán Montejano, Marcela Printista, Daniel Gómez, Patricia Roggero, Gabriel Tognelli y Myriam Edith Villegas.

25 años de servicios docentes (de izquierda a derecha en la foto)

Daniel Sales, Carlos Salgado, Mario Peralta, Berta García, Rolando Belardinelli, Ana María Benavente, Ada María Balladore, Rubén Apolloni y Javier Apolloni

Inicia el curso 2024 para Acreditación de Contenidos en Computación: Sistema Operativo e Internet

El Área de Servicios, perteneciente al Departamento de Informática de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas y Naturales de la UNSL en vinculación con la oficina de Políticas y Gestión de Personal Nodocente, invita al personal nodocente de los distintos agrupamientos de la UNSL a participar del curso, con presencialidad no obligatoria, orientado a la acreditación de conocimientos básicos en informática.

En este módulo se podrán acreditar conocimientos en Sistema Operativo (Microsoft Windows) e Internet.
Cupo: 40
Lugar: aula virtual del campus de la UNSL
Consultas: miércoles de 10:00 a 12:00 hs. Presencial no obligatoria en la sala de 3 (Rectorado).Comienzo: la semana del 13/05.

Examen de aprobación presencial 19/06 (10 hs). Para estar habilitado a rendir este examen presencial debe aprobar la Actividad Obligatoria (AO) que se habilitará previamente en el aula virtual durante la semana del 10/06.
Arancel: SIN COSTO.
Formulario de Inscripción para acreditación: t.ly/VFCYg
Contacto: servicios.cursos@gmail.com

Los datos como herramientas para tomarle el pulso a los sistemas agrícolas

Este martes, Esteban Jobbágy, agrónomo e investigador del Grupo de Estudios Ambientales (IMASL-UNSL-Conicet), brindó una charla en la que expuso cómo diversas herramientas electrónicas, digitales y satelitales, permiten generar bases de datos de gran utilidad para el agro y la investigación científica.

La charla fue organizada en el marco de la Maestría en Diseño de Sistemas Electrónicos Aplicados a la Agronomía del Departamento de Electrónica de la FCFMyN. Ante un público variado, integrado por estudiantes, docentes, investigadores/as y profesionales, Jobbágy sostuvo que estamos en un continente en el que los cambios que genera la agricultura en la superficie son evidentes, no obstante, no todo lo que acontece en el suelo es fácilmente visible.

Partiendo de esta premisa, fue exponiendo evidencia de los distintos trabajos de investigación que lleva adelante el grupo que dirige, en el que se podían observar imágenes y gráficos obtenidos a través de diferentes bases de datos.

Estos aportes, significativos para la ciencia, han permitido comprender mejor qué pasa en los suelos cultivados y en los que están cubiertos por pasturas o bosques nativos. Las bases de datos, subrayó el experto, son insumos de enorme relevancia para la investigación científica pero también para los productores. Posibilitan generar nuevo conocimiento que contribuye a la toma de decisiones.

Jobbágy fue mostrando diversas aplicaciones y desarrollos generados en colaboración con ingenieros electrónicos locales y fue dando señales de las complejidades que el campo le imprime a los desarrollos tecnológicos. Las condiciones ambientales y los distintos usos que se requieren en el territorio, son condicionantes importantes de considerar al momento de pensar estos desarrollos. En ese sentido, enfatizó la necesidad de conocer a fondo el contexto en el que estas herramientas se emplearán.

La Argentina enfrenta diversos desafíos ambientales. La expansión de la agricultura y administración de recursos como el agua, los usos del suelo, el empleo de herbicidas y fertilizantes, requieren de información precisa que contribuya a la gestión de todo ello. El aporte de la tecnología para la obtención de datos, se torna crucial en este contexto.

El encuentro, culminó con un fluido intercambio entre los asistentes.

Michel Laurin explora el origen, el paleoambiente y la diversificación temprana de los tetrápodos

El reconocido paleontólogo Michel Laurin, del Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS) en París, ofreció una charla titulada “Origen, paleoambiente y diversificación temprana de tetrápodos”. Laurin, se encuentra en San Luis trabajando junto al equipo de la Dra. Laura Codorniú del Departamento de Geología de la FCFMyN.

Durante la presentación, Laurin fue explicando que estos vertebrados de cuatro extremidades tuvieron una evolución destacada. Los primeros stegocéfalos (“conocidos como tetrápodos”) aparecieron a finales del período Devónico, hace unos 370 millones de años, eran diversos en tamaño y forma y vivían en una variedad de hábitats, incluidos el agua, la tierra. Los dígitos de los tetrápodos evolucionaron a partir de aletas. ¿Cómo fue eso posible?.

Laurin, experto en la transición de la vida acuática a la terrestre, guio a la audiencia integrada por estudiantes, docentes e investigadores, a través de la descripción de estos animales, de su anatomía, de los paleoambientes que habitaron y las presiones evolutivas que impulsaron su adaptación a un nuevo mundo. El investigador Canadiense, que actualmente trabaja en Francia, analizó con los asistentes la respuesta a por qué estos animales ​​salieron del agua y se adentraron en la tierra. Si bien, sostuvo que aún no se comprende completamente, dio algunas explicaciones que incluyen la necesidad de escapar de los depredadores, mantener a salvo los huevos, y como aumentar su temperatura corporal

A lo largo de la charla, se adentró en la historia evolutiva de estos vertebrados que conquistaron la tierra firme, mencionó algunas preguntas que aún no tienen respuestas para la investigación paleontológica debido a diversos factores, entre ellos, la poca cantidad de fósiles disponibles de algunas de las variedades de tetrápodos.

Laurin fue mostrando evidencia fósil y análisis de trabajos científicos para dar cuenta de la diversificación temprana de los tetrápodos, lo que, según el experto, fue un proceso complejo y dinámico, impulsado por una variedad de factores, incluyendo la disponibilidad de recursos, las presiones de depredación y la competencia entre especies.

Laurin fue recibido por la Decana de la FCFMyN, Dra. Marcela Printista y por el Director del Departamento de Geología, Dr. Daniel Sales.

Muchos datos, muchos retos: la investigación aplicada al manejo de grandes volúmenes de datos

¿Cómo procesar y analizar grandes cantidades de datos? ¿Cómo gestionar datos masivos aplicados a la investigación científica? ¿En qué campos disciplinares pueden aplicarse estos conocimientos y herramientas?

Fabiana Piccoli es docente hace 35 años y desde hace 30 que se dedica a la investigación. Junto a Marcela Printista dirigen el proyecto “Tecnologías avanzadas aplicadas al procesamiento de datos masivos” del que participa un grupo numeroso de investigadores/as de la FCFMyN. Todas las acciones de investigación que llevan adelante emplean métodos avanzados y de alto rendimiento que favorecen el análisis y entendimiento de la complejidad asociada a diferentes problemas actuales.
La tarea que llevan a cabo en las distintas líneas de investigación están asociadas al estudio de la difusión de enfermedades y noticias, a la computación de alto desempeño, a la recuperación de datos e información, al empleo de sistemas de inteligencia computacional, al modelado y simulación de sistemas a gran escala, entre otras. Todas ellas, trabajan con bases de datos de gran magnitud que presentan desafíos heterogéneos.
“Cuando se habla de datos masivos, no necesariamente se hace referencia a un determinado tipo de datos, éstos pueden ser de distinta naturaleza, desde datos estructurados hasta no estructurados como textos, audio, imagen y video. Por ejemplo, una información puede tener distintas estructuras y significar lo mismo, como pueden ser dos imágenes de una misma cosa. Esta característica dificulta las tareas básicas de identificación, clasificación y administración de los datos. Es necesario en consecuencia contar con una representación robusta que permita realizar las actividades en forma automática y arribar así a la resolución de problemas complejos”, explica.
Fabiana trabaja particularmente en la línea vinculada a la llamada computación de alto desempeño, desde la cual y de forma paralela, se articulan múltiples procesadores para resolver un problema específico; una especie de red interconectada que facilita los procesos y reduce los tiempos de trabajo.
“Actualmente estamos desarrollando una simulación sobre el crecimiento de un hongo que afecta las plantaciones de arroz y que puede arruinar toda una cosecha. La idea es tratar de ver qué condiciones favorecen que se desarrolle ese hongo. Estamos haciendo simulaciones para analizarlo. La simulación se puede aplicar a fenómenos que son demasiados complejos para ser tratados con métodos analíticos o con experimentos que tienen limitantes temporales y económicas. Esta acción surge de vinculaciones con el INTA de Entre Ríos y pensamos luego, escalarlo a otro tipo de cultivos como el algodón”, adelanta.
“Otra gran área de investigación dentro del Proyecto está asociada a la recuperación masiva de datos, lo que tiene aplicaciones en múltiples problemas reales como la seguridad de ingreso a lugares, la lectura de patentes en las rutas, el reconocimiento facial, entre muchísimas otras”, relata. La búsqueda de datos multimedia tiene una enorme complejidad porque implica que quien busca debe hacerlo con indicaciones claras y precisas, pero también, eso que se busca debe estar bien catalogado de modo de favorecer ese rastreo.
“Las respuestas se ven afectadas por la representación y almacenamiento de los datos. Por lo tanto, al presentar una consulta a un sistema de recuperación de información, se busca aquella que podría ser útil o relevante desde la base de datos. Esta línea se dedica principalmente al diseño y desarrollo de índices que sirvan de apoyo a diversos sistemas de recuperación de datos no estructurados”, amplía.
El grupo de investigación tiene una proyección amplia en todas las líneas de trabajo, algunas de las cuales se articulan con investigadores locales y de países como España y México.
Al equipo lo integran los/as docentes Alicia Castro, Verónica Gil Costa, Fernando Kasian, Olga Lopresti, Verónica Ludueña, Natalia Miranda, Gabriela Molfino, Nora reyes, Mariela Rodríguez, Patricia Roggero, Ruben Apolloni, Mercedes Barrionuevo y Cristian Tissera. El Proyecto es también un espacio para la formación de recursos humanos, donde becarios, estudiantes de grado y posgrado están realizando sus tesis. Actualmente, unos 20 se encuentran en ese proceso y unos 16 ya presentaron y defendieron sus tesis de maestría y doctorado.

🔊 Atención: Información importante para estudiantes renovantes de la Beca Manuel Belgrano

👉 Quienes tengan inconvenientes con la renovación del beneficio, deben ingresar al sistema con su usuario y contraseña. En la solapa RECLAMO deberán hacer su descargo.

🗓 La fecha límite para efectivizar el reclamo es el 27 de abril de 2024.

Para consultas dirigirse a la Secretaría Académica de la Facultad.

https://becasmanuelbelgrano.educacion.gob.ar/ingreso_postulantes.php

Estudiantes de la Facultad podrán realizar prácticas y pasantías en CORADIR

Esta mañana, la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas y Naturales de la UNSL firmó un acta
complementaria con la empresa CORADIR S.A. La misma, prevé acciones de cooperación
mutua y la posibilidad de que estudiantes puedan realizar actividades de formación
profesional.
El acuerdo firmado por la Decana de la Facultad, Dra. Marcela Printista y el Presidente de la
empresa, Ing. Juan Manuel Baretto, habilita el intercambio recíproco de información científica,
así como la creación y aplicación de nuevas tecnologías.
Durante el acto de rúbrica las autoridades se comprometieron a generar pasantías educativas
relacionadas con la propuesta curricular de las carreras que cursen los/as estudiantes, así
como prácticas pre profesionales y prácticas técnicas que tendrán por objetivo complementar
y profundizar la formación académica a través del desarrollo de capacidades, habilidades y el
manejo de tecnologías empleadas en el campo laboral.
Por otro lado, la empresa CORADIR S.A. se sumó a las actividades de capacitación en
habilidades blandas que la Facultad comenzó a implementar este año. Esta propuesta tiene
como propósito, ofrecer a los /as estudiantes un trayecto formativo que fortalezca las
competencias naturales e incorpore nuevas herramientas para favorecer su empleabilidad e
inmersión laboral futura.

El aprendizaje activo como motor de cambio en el aula

Myriam Villegas es doctora en física. Como docente e investigadora está ocupada y preocupada por indagar el modo en que se desarrollan los mecanismos de enseñanza y aprendizaje en disciplinas como física, matemáticas o computación. ¿Qué pasa cuando nos corremos de la enseñanza tradicional y el estudiante es protagonista activo del proceso? ¿cuáles son las mejores estrategias para enseñar este tipo de ciencias? 

Estas preguntas son las que motivan a Myriam y su equipo de investigación para trabajar con estudiantes de profesorados universitarios que luego educarán a adolescentes en las escuelas de la provincia. La tarea no es sencilla porque los problemas asociados a la educación son múltiples y complejos, y por ello, involucra en esta labor a investigadores provenientes de las ciencias exactas y naturales, pero también a pedagogos y a especialistas en enseñanza de las ciencias. 

¿Cómo se puede definir el aprendizaje activo? “lo esencial es pensar un aula centrada en los estudiantes. El docente es una especie de director de una obra de teatro que trabaja mucho antes para que en el aula quienes trabajen, sean los alumnos”, explica. Tal cometido conlleva desafíos para las instituciones y para el cuerpo docente, al respecto Myriam enfatiza que “este tipo de enseñanza implica romper tradiciones, hacer consciente la enseñanza para pensarla y hacer cambios. Para que haya aprendizaje el docente debe tener un rol de guía, de apoyo, para que ese aprendizaje exista y tiene que estar atento todo el tiempo observando cuánto se aprende”. 

Ahora bien, ¿cuáles son las estrategias de las que se vale el aprendizaje activo? “No se trata de implementar cualquier actividad. Hay mucha investigación sobre cuáles son las estrategias que funcionan mejor que otras. El proyecto que llevamos a cabo también trata de llevar resultados de investigación al aula y de alguna manera observar cómo funciona esa estrategia”, señala. 

El aprendizaje activo se contrapone a la mayoría de métodos de enseñanza clásicos, como el receptivo (en el que los alumnos reciben información sin tener que hacer nada). También se diferencia de otros procesos como la memorización, o el aprendizaje significativo, aunque puede tener relación con este último. Mediante un proceso de aprendizaje activo, los estudiantes adquieren tanto conocimientos disciplinares como habilidades.  

El Aprendizaje Activo requiere que los estudiantes se involucren en su propio aprendizaje y reflexionen utilizando los nuevos conocimientos y habilidades a fin de desarrollar recuerdos a largo plazo y una comprensión más profunda. Esta última también les permitirá conectar distintas ideas entre sí y pensar de manera creativa. Entonces ¿qué estrategias específicas se pueden implementar en la enseñanza de ciencias como la física, la matemática y las ciencias de la computación? “Hay algunas que son comunes para todas las ciencias, incluyendo las matemáticas, y que tienen que ver por ejemplo con cómo se piensa la resolución de problemas y cómo se piensa la estructura de esa resolución de un problema para que haya mayor aprendizaje de la disciplina. En este proyecto la línea de matemática está en un estadio más inicial, nos estamos ocupando mucho en este momento de diagnosticar el aprendizaje de algunos temas. Queremos saber con qué ideas vienen los chicos y cómo es la formación del profesorado; esos son los aspectos que estamos indagando porque cuando miramos el aula son muchos aspectos los que nos generan preguntas. Nos interesa focalizarnos en las ideas previas que traen los estudiantes en ciencia. Nunca vienen como un papel en blanco, siempre traen ideas preconcebidas y el aprendizaje debe partir de ahí. Además, estamos recabando información para saber con qué nivel de razonamiento científico ingresan los estudiantes. Esta información nos da herramientas para planificar qué hacer como docentes”, resalta. 

En la línea de computación también nueva en el proyecto, se está avanzando en la mirada inclusiva de la docencia, una mirada necesaria donde hay mucho para hacer, pensar y preguntar.  Resulta clave para este proyecto en general, articular a nivel institucional para poder tener ese recurso informativo, pero también para que haya una retroalimentación que reditúe en el fortalecimiento de la enseñanza universitaria y secundaria. “Debo decir que nos ha ido bien. Siempre nos han permitido hacer algunas mediciones diagnósticas. Cuando uno habla de enseñanza y aprendizaje el campo es muy amplio; nos interesa ver qué pasa en el aula porque hay mucha investigación y sin embargo cuesta articular lo investigado con la realidad. Nuestro proyecto intenta construir ese puente, aunque no es sencillo transformar los modos en que se imparte la enseñanza, tendemos a repetir las prácticas docentes, a enseñar como nos enseñaron pese a tener estudiantes con otra conformación cultural y social de la que nosotros hemos tenido cuando éramos estudiantes. Han cambiado muchas características de nuestros estudiantes y de su entorno (por ejemplo, su relación con la tecnología), pero a veces el aula permanece igual”, subraya. 

El proyecto pone en evidencia y aporta a la investigación sobre el aprendizaje activo en enseñanza de las ciencias como la física, la matemática y la computación.  Las transformaciones institucionales suelen ser lentas. “Sí, aunque igual en la facultad algo se está progresando. Creo que estas miradas distintas del aula han obligado a más formación docente. Algunos cambios se ven, pero sí, es un proceso lento igual que cualquier intensión de cambio que quieras hacer en educación. Lo importante es hacer y no paralizarse”, remarca. 

“De alguna manera lo que hacemos es un círculo virtuoso de prácticas-reflexión- reformulación que se va mejorando año a año, haciéndonos nuevas preguntas en el proceso. El proyecto empezó hace tres años, este es el último, pero es continuación de proyectos previos dirigidos por el Dr. Benegas, con énfasis en la física, y hemos hecho muchos cambios en nuestras prácticas en estos años.  Hay que medir y observar mucho, no solamente cuánto aprenden los estudiantes de física o matemática, sino además cuánto aprenden de otras habilidades, cuánto aprenden sobre resolver problemas, cuánto aprenden de trabajo en grupo, cuánto a ser independientes”, concluye.

El equipo de investigación liderado por Myriam Villegas se denomina “Estrategias de enseñanza basada en aprendizaje activo para la física, matemática y ciencias de la computación” y está integrado por Julio Benegas (profesor emérito de la UNSL), Mara Verónica Dávila, Mario Rodríguez, Enrique Miranda, Guillermo Lehne, Mariela Zuñiga, Hugo Viano, María Verónica Rosas, María Fernanda Barroso, María Cecilia González, Adriana Arce y Aldo Daguerre. 

La Carrera de Geología de la FCFMyN de la UNSL celebró 50 años formando profesionales

La Licenciatura en Ciencias Geológicas de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas y Naturales, de la Universidad Nacional de San Luis, celebró sus 50 años de creación.

Para conmemorar este aniversario, el Departamento de Geología organizó un emotivo acto del que participaron el rector de la UNSL, CPN Victor Moriñigo, la Decana de la Facultad, Dra. Marcela Printista, secretarios de gestión, el Director del Departamento, Dr. Daniel Sales y antiguos docentes y estudiantes quienes compartieron anécdotas y recuerdos que han dado forma a una larga historia académica. Durante el evento se reconoció a los docentes Ernesto Perino y Pedro Criado Roque por sus enormes aportes a la carrera. Recibieron el reconocimiento Ernesto Perino hijo y Pedro Morlan, geólogo de la primera promoción de la carrera.

En los distintos discursos que se compartieron, se hizo mención a hitos fundamentales que a lo largo de estas cinco décadas han posibilitado la formación de cientos de profesionales que han contribuido al desarrollo de la geología en la región y el país.

La carrera se creó en 1974, al poquito tiempo que UNSL se separa de la UNCUYO. Desde sus inicios, se ha caracterizado por su fuerte enfoque en la investigación y la formación de profesionales con una sólida base científica y técnica. Los graduados de la Licenciatura en Ciencias Geológicas trabajan en una amplia variedad de sectores, incluyendo la industria minera y petrolera, la gestión ambiental, la docencia y la investigación.

Un pilar fundamental de la FCFMyN

La carrera en Ciencias Geológicas es de gran importancia para la FCFMyN; en estos 50 años ha brindado una multiplicidad de cursos de posgrado y su Doctorado ha sido acreditado por la CONEAU con la máxima categoría (A). Cuenta con un cuerpo docente altamente calificado y una infraestructura que permite a los estudiantes desarrollar sus habilidades prácticas en laboratorios y trabajos de campo. Durante el acto, se inauguró una nueva aula multimedia que permitirá a los/as estudiantes mejorar sus prácticas áulicas.