Posts

Entrevista a la Decana, Dra. Marcela Printista: “Es una prioridad planificar la actividad semipresencial para el dictado del segundo cuatrimestre”

Esta semana algunas oficinas de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas y Naturales (FCFMyN) hicieron su reapertura, teniendo en cuenta el protocolo dispuesto por la Universidad Nacional de San Luis y aprobado por el Gobierno Provincial frente a la pandemia por COVID-19.

Personal nodocente de la Facultad que se desempeña en el segundo piso del Rectorado

Compartimos la entrevista realizada a la Decana de la FCFMyN, Dra. Marcela Printista acerca del retorno gradual a las actividades presenciales del personal nodocente y sobre cómo se organizará el segundo cuatrimestre:

– ¿Cómo recuerda esa primera semana de cuarentena? Aproximadamente desde el 20 de marzo.

-Ante el surgimiento de la emergencia y las medidas repentinas de aislamiento obligatorio, todos los docentes de la FCFMyN reaccionaron en forma rápida habilitando cursos y herramientas en red para garantizar la oferta académica en formatos no presenciales.  Desde ese primer momento la Facultad estuvo muy movilizada por acompañar a los docentes y estudiantes en cubrir todos los posibles problemas y efectos colaterales de la modalidad inesperada de inicio de dictado. Hubo un importantísimo trabajo de comunicación y de difusión de las actividades de la Facultad.

– ¿Se pudo dictar finalmente el primer cuatrimestre en modalidad no presencial en la Facultad?

-Sí, se dictaron o se están dictando todas las asignaturas correspondientes al Primer Cuatrimestre de 2020, salvo 4 asignaturas que, en un acuerdo entre los coordinadores de carreras, directores de departamentos y secretaría académica se realizó una replanificación del dictado de todo el año académico de esas carreras.

Debo decir que hay muchas asignaturas que han prorrogado la duración del Primer Cuatrimestre para poder incluir un periodo de trabajo presencial antes de la finalización del mismo, para realizar evaluaciones, trabajos experimentales y otras actividades que requieren contextos específicos de presencialidad. Esperamos que luego del receso invernal se puedan dar, bajo los protocolos correspondientes, estas instancias de presencialidad o semipresencialidad para poder finalizar todas las materias en agosto.

– ¿Existen datos estadísticos del avance del primer cuatrimestre?

-Aún es pronto para hablar de indicadores cuantitativos como índices de abandono, índice de regularización, de promoción, etc. Pero tengo la seguridad que será el tema de debate de los próximos meses y años, quizás y por lo tanto la comunidad seguramente los va a reclamar. Ojalá que en ese momento podamos construir y debatir no sólo porcentajes analíticos sino también indicadores cualitativos, para poder evaluar que fue lo que realmente nos dejó el tiempo de pandemia. En que sumó y dónde restó.

– ¿Qué otras actividades se realizaron desde marzo a junio?

-Pasado el primer momento tan abrupto y cuando ya era evidente que este cuatrimestre debía planificarse en la no presencialidad, abordamos la generación de numerosas normativas para sostener la actividad no presencial de la Facultad en sus diversas áreas, pero por supuesto con el mayor esfuerzo puesto en el área académica.

Fueron sesiones muy intensas de nuestro Consejo Directivo, con mucha participación estudiantil, donde los debates confrontaban las distintas realidades docentes y estudiantes, pero siempre pudimos resolver a partir de darnos cuenta de que la situación nos afectaba a todos, nos complicaba a todos y que la epopeya había que llevarla adelante entre todos. 

Así, pudimos hacer protocolos para garantizar la modalidad de clases virtuales y la toma de evaluaciones parciales utilizando esa modalidad, replanificar actividades de estudiantes ingresantes,  tomar exámenes a estudiantes egresables, rendir trabajos finales de grado y tesis de posgrado, proseguir con trámites de equivalencias, entre muchos otros.

– ¿Qué significa hoy, el regreso del personal nodocente a la administración? ¿Cómo se organizó?¿Aproximadamente qué porcentaje se reincorpora esta semana?

-Hoy es un día muy especial por el retorno de nuestros nodocentes a la presencialidad. Se regresa con un protocolo definido por la UNSL y aprobado por el Comité de Crisis del Gobierno de la Provincia de San Luis.

Aproximadamente regresa el 70% de los nodocentes, divididos en dos turnos que se distribuyen lunes y martes de 9 a 13 horas y el otro turno miércoles y jueves en el mismo horario. El resto de los días continúa el teletrabajo. El otro 30% del personal no asistirá presencialmente por pertenecer a los grupos de vulnerabilidad o ser únicas personas al cuidado de adultos o niños. 

-¿Cómo fue la respuesta de docentes y nodocentes durante la cuarentena?

-Me siento muy reconfortada por la actitud proactiva de los docentes, también quiero mencionar que me he sentido muy acompañada por los nodocentes todo este tiempo. Llevamos seis semanas con personal presencial en mesa de entrada dos días a la semana, y también la semana pasada empezó a asistir personal de servicios generales de cara al reintegro de todo el personal nodocente. Desde todas las secretarías, se ha realizado un intenso trabajo en casa para que pudiéramos mantener la actividad académica, la actividad del consejo directivo, la generación de expedientes, las mesas de exámenes virtuales de alumnos egresables, el pago a becarios, la atención virtual de ingresantes, las defensas de tesis, etc.

– ¿Cómo es el protocolo de seguridad sanitaria dispuesto?

-Cada grupo debe presentarse en el Punto de Ingreso que le corresponda, tener cubierta la boca y la nariz con barbijo o tapaboca. Los puntos de acceso estarán provistos de termómetros digitales y solución hidroalcohólica (etanol medicinal) al 70 por ciento. Se les solicita la identificación e información de la dependencia,  para realizar el seguimiento de personas,  requerido en los protocolos aprobados por pandemia.  El Rectorado ha preparado para cada uno de los nodocentes un kit con varios elementos de higiene y protección reglamentarios en todos los protocolos.

Se ha dispuesto la distribución del personal de modo que se respete el distanciamiento social, con una o dos personas como máximo en cada oficina y con una distribución que mantenga una distancia mínima de 2 metros entre los puestos de trabajos. El resto del protocolo enfatiza las acciones a seguir,  para contribuir con el cumplimiento de las medidas de prevención.  

Hay 3 Puntos de Ingresos Habilitados:

Al Rectorado: por el hall principal de Rectorado.

Al Bloque II: por el Centro Cultural de la UNSL.

A Chacabuco y Pedernera, Departamento de Minería y Barco: por hall del Edificio de Chacabuco y Pedernera.

-¿Qué actividades se tienen previstas realizar hasta que comience el receso invernal? 

-Tenemos previsto poder avanzar en todos los expedientes y trámites que quedaron interrumpidos el 20 de marzo. Es importante mencionar que se mantienen la recomendación de no ingresar al rectorado a realizar trámites, por lo que en todas nuestras dependencias mantenemos el contacto por correo electrónico y un sistema de turnos para encausar nuevos trámites. Desde el punto de vista académico, estamos organizando los protocolos para la toma de exámenes generales presenciales (o semipresenciales en aquellas situaciones donde los docentes del tribunal o estudiantes estén imposibilitados de hacerlo en forma presencial). Las mesas presenciales serán   al regreso de las vacaciones, en fechas que el Consejo Superior debe definir y una vez que el Comité de Crisis de la provincia nos apruebe el protocolo correspondiente.

– ¿Cómo se organizará el segundo cuatrimestre con respecto a las clases?

-Bueno, hemos transitado varias fases en estos tres meses, la primera fue sorpresiva y todos nos propusimos seguir adelante, en la segunda fase nos fuimos acomodando y tratando de perfeccionar las metodologías de trabajo a distancia. Ahora, y al menos con la información que contamos hoy, la Facultad debe entrar en una etapa de planificación.

Aún cuando no haya retroceso de las medidas en la provincia de San Luis, la masividad no será una opción para el próximo cuatrimestre. No queremos que nos sorprenda el segundo cuatrimestre, por eso estamos trabajando en la propuesta semipresencial de dictado de las materias para proponerla y discutirla en la Facultad.  Es un tema muy complicado que involucra no solo numerosas reuniones con docentes y el diseño de normativas acordes, sino también una nueva logística, en la distribución de aulas, en el acondicionamiento de espacios físicos para retransmisión de clases, en la adecuación de espacios para los estudiantes que no tengan posibilidad de conexión en sus casas, en la adquisición de tecnología y licencias de software, entre muchos otros aspectos.

Pero el desafío no termina aquí, la capacitación y la innovación educativa son y serán claves para poder capitalizar esta enorme oportunidad de cambio. Pudimos estar a la altura de las circunstancias y lo hicimos sin previo aviso. Yo deseo que la Facultad no quiera simplemente recuperar la presencialidad; claro que hay muchas cosas que, por supuesto deberemos mantener, pero debemos esforzarnos por integrar, potenciar, complementar y girar hacia nuevos procesos de enseñanza y aprendizaje. No proponérselo, al menos, sería no haber aprendido nada.