Posts

Entrevista al Dr. Oviedo: Una mirada hacia atrás y un presente de emociones

No es un fin de año cualquiera para el Dr. Jorge Oviedo, ya que pronto llegará su jubilación. Al cumplir sus 65 años, el matemático termina su trabajo como docente de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas y Naturales (FCFMyN) e investigador del Instituto de Matemática Aplicada San Luis (IMASL) después de 40 años. Además, se desempeñó en cargos de gestión y es el vicedirector del IMASL.

Recientemente, el profesor fue homenajeado por sus colegas con un Workshop denominado “Modelos de Asignación Bilateral” con numerosas charlas de referentes de la temática e invitados especiales.

Oviedo nació y creció en Villa Dolores, Córdoba. Sin imaginar cuál sería su futuro, de chico espiaba a su padre comerciante que manejaba los números con gran facilidad y solo tenía la primaria completa. Él admiraba el conocimiento de su papá e impactó en su deseo por la matemática, por eso, decidió incursionar en el mundo de la matemática al ingresar a la UNSL en el año 1975.

Su extensa trayectoria lo encuentra en una etapa de cierre parcial de su vida como docente. Mientras espera esta entrevista en su box de investigación acomoda algunos papeles, escucha la radio y con orgullo mira un póster donde figura su nombre junto a destacadas figuras internacionales de la matemática.

Su recorrido por la UNSL fue durante cuatro décadas, ¿Qué anécdotas tiene de su época de estudiante? 

Siempre me consideré una persona de mucha suerte. Yo vine a estudiar a la UNSL después de terminar el secundario, tenía habilidad para la matemática y siempre me gustaron los números. Desde chico tenía un desafío: ganarle a mi papá en las sumas. Él había llegado hasta la primaria y tenía un negocio donde controlaba todas las facturas hechas a mano y era muy rápido con los números, con decirte que eran de cuatro o cinco cifras. A los 12 o 14 años pensaba “ voy al secundario y no le puedo ganar con las cuentas a mi papá”, ese fue mi primer desafío matemático.

Cuando ingresé a la Universidad vivía en la calle Belgrano, en una pensión donde habían alrededor de 14 o 15 estudiantes en una casa. De ellos, 7 entramos al primer año de la Universidad y 6 nos recibieron, era un ambiente muy lindo de estudio.

Para distraernos teníamos un clásico, los partidos de fútbol entre físicos y matemáticos, incluso con los profesores jugábamos los domingos en distintas canchas de la ciudad.

¿Fue difícil el principio de la carrera?

Tuve compañeros muy capaces, con una velocidad muy grande para aprender y siempre yo me acomodé. Dije, “yo voy a ir a mi ritmo, este será un largo aprendizaje”. Uno tiene que acomodarse a sus tiempos, hay que decirse “los que van rápido, que vayan rápido, tienen esas capacidades, yo puedo ir a esta velocidad y lo importante es llegar”.

No podemos evitar seguir mirando atrás en esta instancia, ¿Quiénes fueron sus referentes en la docencia? 

Una de las primeras profesoras que tuve y que me impactó de forma impresionante fue Norma Cerizola de Celorrio. Ella me dió Cálculo I y yo no podía creer que eran unas clases en las que se respiraba matemática. También me acuerdo de Susi Zavala Jurado, Monona Cantisani, todos en cada parte me fueron enseñando matemática. Felipe Zó fue otro referente y se dice que cuando uno hace un curso con él empieza la matemática, empezás a saber lo que es en realidad. Después mi director de tesis doctoral, Pablo Tarazaga, fue la primera persona que confió en mí para tomarme como estudiante. A su vez, Ezio Marchi es una persona muy valiosa para mí, mi dicho con él es que él me enseñó a agarrar la birome en la carrera. Hace poco lo vi de nuevo y fue emotivo reencontrarme para el aniversario del IMASL. Estoy muy agradecido con los profesores del Departamento de Matemáticas por la enseñanza que recibí de ellos.

En el IMASL hay un proyecto de investigación que se destaca a nivel internacional y es el de Teoría de Juegos, ¿Qué satisfacciones tuvo al formar parte del mismo?

Puedo decir que uno empieza investigando y termina ganando amigos. Una de las mayores satisfacciones fue cuando Alvin Roth, premio Nobel 2012, dedicó unos minutos a hablar de nuestro trabajo en un Congreso. Fue realmente sorprendente y esa fue nuestra frutilla académica. La otra satisfacción es ver mi nombre junto a nombres muy prestigiosos en Theoretical Economics, una de las principales revistas sobre teoría económica.

¿Qué valores ha intentado inculcar en sus estudiantes y tesistas en su actividad?

Uno de los valores fundamentales de la vida universitaria es llegar a entender que en la Universidad se pasa mucho tiempo y la mayor satisfacción es la amistad.

Con respecto a los tesistas, dirigí  tesis doctorales pero lo que más me importa es la parte humana. En el momento en que mis estudiantes se sentían  mal era cuando más necesitaban el apoyo del director. La tesis doctoral es un desgaste tremendo, pensás un problema durante varios años y llega un momento que te saturás porque no te salen las cosas, uno siente que no avanzó nada y comienza la frustración. Cuando más perdido se está es cuando más debe estar el director para alentar. Los estudiantes que tuve además de realizar la tesis iban formando sus familias y así aparecen otras responsabilidades, por eso hay que apoyarlos.

La última pregunta y la más íntima: la matemática hizo que conociera a la mujer de su vida, ¿Cómo se complementaban como matrimonio y compañeros de trabajo? 

Nos pusimos de novios siendo estudiantes y empezamos un camino juntos  finalizando las carreras los dos, ambos amamos la Universidad. Ella hizo su gran carrera, tuvimos mucho compromiso con la institución, dimos lo mejor que teníamos. Ruth es una persona muy apreciada por toda la gente del Instituto, la quieren un montón, preguntan y se preocupan por ella.

Siempre nos complementamos un montón trabajando juntos, de hecho hemos compartido la oficina muchos años. Además, siempre estuvimos muy identificados con la Universidad, Facultad, Departamento de Matemática e IMASL. Nuestra vida fue dedicada a nuestros hijos, a nuestra familia, a la docencia, a la investigación y a la amistad. Los dos amamos esto y disfrutamos venir a trabajar y compartir con la gente linda que conocimos acá. Esa fue nuestra vida. 

Emotiva ceremonia por los 40 años del IMASL

Este viernes, la comunidad del Instituto de Matemática Aplicada San Luis (IMASL) vivió una emotiva jornada al celebrar los 40 años de la creación de su institución.

La mesa académica estuvo presidida por el Rector de la UNSL, CPN. Víctor Moriñigo e integrada por el vicepresidente de asuntos tecnológicos del CONICET, Dr. Roberto Rivarola; la decana de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas y Naturales (FCFMyN), Dra. Marcela Printista; el director del IMASL, Dr. Hugo Velasco y el director del Centro Científico Tecnológico, Dr. Antonio Ramirez Pastor.

Cabe mencionar que el IMASL lleva el nombre de Dr. Ezio Marchi, quien presenció la ceremonia y fue ovacionado por el público (autoridades, docentes, nodocentes, jubilados y estudiantes).

El primero en dirigirse a los presentes fue el Dr. Ramirez Pastor, quien manifestó su agradecimiento por hacerlo parte de la conmemoración y ,además, sostuvo que fue un espacio de reencuentro con quienes fueron sus docentes en la Universidad.

Por su parte, la Dra. Printista felicitó a los y las integrantes del IMASL y expresó su orgullo al mencionar investigadores e investigadores que también se desempeñan como docentes de la FCFMyN: “En la historia de la Facultad se pudo dar el salto de las ciencias básicas a las ciencias aplicadas gracias al acompañamiento continuo del IMASL y del INFAP, institutos que nos permiten ofrecer otras carreras interesantes y que tanto contribuyen al desarrollo de la región y del país”.

Seguidamente, el Dr. Rivarola precisó que fue un placer ser invitado a esta celebración porque es motivo de alegría y reencuentro con amigos y colegas. En particular, recordó que hace 35 años vino por primera vez a la UNSL:“Ustedes han colaborado enormemente para que haya ciencia, tecnología e investigación científica y tecnológica en San Luis, trascendiendo a nivel nacional e internacional”.

Luego, el Dr. Velasco repasó distintos momentos que atravesaron para llegar lo que es actualmente el IMASL y de la relevancia que adquirió la investigación en el país y a nivel internacional:Sobran los motivos para festejar y agradecer, ya que este trayecto que tiene el Instituto se debe en gran medida a la colaboración que han tenido de otras instituciones que no han dudado en acompañarlos”.

Para dejar formalmente inaugurada la jornada, el rector destacó el trabajo de los investigadores y de las investigadoras del Instituto: “En mi vida universitaria tuve la suerte de conocer y convivir con los prestigiosos investigadores que han sido parte de la familia del IMASL. Desde mi época de estudiante pude aprender de las experiencias y anécdotas de ellos. En la figura del Dr. Ezio Marchi quiero personalizar las gracias que le debe la Universidad a los investigadores y a las investigadoras que han pasado por este Instituto. Advierto una fuerte correlación entre el prestigio del IMASL y de la UNSL. Por supuesto, les transmito el firme compromiso de la Universidad en seguir caminando juntos y convencidos de que somos la misma familia que se desdobla en el esfuerzo de hacer la mejor Universidad y la mejor ciencia”.

También se dio lugar a la proyección de un video institucional con el fin de testimoniar la trayectoria del IMASL con sus primeros integrantes. Se destacó la palabra del prestigioso Dr. Marchi, un testimonio que quedará guardado en la historia.

El Dr. Hugo Velasco entregó placas de reconocimientos a los ex directores del Instituto y personal administrativo que alcanzó la jubilación.

El programa prosiguió con discursos del Dr. Juan Cesco, Dr. Esteban Jobbágy y Dr. Jorge Vila. Después el público se dirigió al microcine de la UNSL para formar parte del panel “La dinámica de la relación CONICET- UNIVERSIDAD: Cambios, Tendencias y Desafíos”, a cargo de los Doctores Rivarola, Nieto Quintas y Ramirez Pastor.

Por la tarde se realizará un ciclo de charlas en el Instituto y, a la noche, se tiene previsto el cierre con una cena conmemorativa.

Sobre el IMASL

El Instituto fue creado el 30 de agosto de 1982 por un convenio entre el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y la Universidad Nacional de San Luis (UNSL), fue el primer Instituto de doble dependencia en la UNSL. Implícito en su creación estuvo la idea de conformar un grupo de investigación multidisciplinario, donde la Matemática es el punto de intersección entre todas las disciplinas que se cultivan.

Desde su creación en el IMASL se han sucedido 6 directores: Ezio Marchi (1982-1999), Felipe Zo (1999-2001), Alejandro Neme y Julio Benegas como vicedirector (2001-2016), Jorge Vila y Sergio Favier como vicedirector (2016-2019) y Sergio Favier (2019-2022). Desde fines de agosto del 2022 ejerce la dirección Hugo Velasco.

Son objetivos del IMASL generar, preservar y difundir los conocimientos vinculados a sus áreas de investigación, así como promover el trabajo científico y académico creativo y de excelencia, dentro y fuera de la institución, ofreciendo a la Universidad y a la comunidad en general una fuente de consulta y saber a la cual todos, sin distinción de nacionalidad, religión, sexo o edad, puedan acceder.

Fotos: Prensa Rector VM- Prensa UNSL- Prensa FCFMyN

El Instituto de Matemática Aplicada San Luis cumple 38 años de su creación

Un día como hoy, pero de 1982 fue creado el Instituto de Matemática Aplicada San Luis (IMASL) a través de un Convenio entre el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y la Universidad Nacional de San Luis (UNSL).

Cabe mencionar que fue el primer Instituto de CONICET en la UNSL. Su primer Director y fundador del IMASL fue el distinguido Dr. Ezio Marchi, quien ejerció el cargo desde su creación hasta 1999. Con el correr del tiempo, pasaron distintos directores como Felipe Zó, Alejandro Neme y Jorge Vila, destacados profesionales de la docencia e investigación de nuestra Facultad de Ciencias Físico Matemáticas y Naturales. Actualmente, su director es el Dr. Sergio Favier. 

Dr. Sergio Favier y Dr. Jorge Vila

Implícito en su creación estuvo la idea de conformar un grupo de investigación multidisciplinario, donde la Matemática es el punto de intersección entre todas las disciplinas que se cultivan, y es así, en este contexto, que sus líneas de trabajo vigentes son: Aproximación de Funciones, Biofísica Molecular, Radiactividad Ambiental, Ecohidrología y Biogeoquímica Teoría de Juegos, Álgebra Lineal y Análisis Matricial.

Dialogamos con el Director del IMASL, Dr. Sergio Favier por el 38° aniversario:

– ¿Qué significa estar al frente de una institución tan relevante para la investigación?

-Constituye el desafío de ayudar a la realización exitosa de los proyectos de investigaciones que llevan a cabo los distintos grupos del Instituto.

La responsabilidad del desarrollo de nuevas propuestas en áreas de vacancia en la región y que están al alcance de los Recursos Humanos que cuenta el IMASL.

Optimizar eficientemente los recursos que el Estado distribuye, a través de CONICET, en las Unidades Ejecutoras.

– ¿Cuántas personas integran el Instituto aproximadamente?

-El Instituto está integrado actualmente por 42 Investigadores (CONICET-UNSL), 48 becarios (CONICET, UNSL, Agencia) y 7 personas de apoyo administrativo y técnico provistos por CONICET y UNSL.

– ¿Cómo es el trabajo de investigación durante este período que toca afrontar por el COVID-19?

– Durante este período inédito provocado por el COVID19, casi todo el desarrollo se ha realizado en forma remota. A pesar de ello, los grupos realizan un enorme esfuerzo para continuar con sus investigaciones. El grupo de becarios y las áreas que requieren de desarrollo en laboratorios se ven principalmente afectados negativamente.

– Hay grupos que son referentes a nivel nacional e internacional dentro de sus líneas de investigación ¿pudieron continuar con sus tareas de manera virtual?

-Todos los grupos de Investigación en el IMASL pudieron seguir sus tareas de investigación utilizando medios remotos. En algunas áreas y casos esta disponibilidad fue insuficiente y sus tareas se vieron debilitadas.

– ¿Cómo ha sido su experiencia con el Dr. Ezio Marchi, el primer Director del Instituto? 

– Al Dr. Ezio Marchi (El Profe) lo conocí en mi último año de Licenciatura. Cursé un seminario de investigación en su área de trabajo, Teoría de Juegos. Aunque luego, mi camino tuvo otro rumbo, el desarrollo de la escuela creada por Ezio tuvo un desenlace exitoso para todos. En ámbitos académicos nacionales e internacionales, el Instituto, el Departamento de Matemática, La Facultad de Ciencias Físico Matemáticas y Naturales de San Luis, fueron reconocidos, en buena medida, por su tarea que incluyó el descubrimiento y formación de sus descendientes. Ellos constituyen el fruto más visible de la exitosa labor realizada. 

La creación del IMASL fue su sueño implícito de toda la vida. Nosotros, ahora, lo disfrutamos y tratamos de, siguiendo sus pasos, enfrentar el desafío de su crecimiento.

Dr. Ezio Marchi

Fotos: CCT San Luis

Investigadores del IMASL recuerdan a Harold Abraham Scheraga

En los últimos días, la noticia del fallecimiento de Harold Abraham Scheraga, entristeció a la comunidad del Instituto de Matemática Aplicada San Luis (IMASL), ya que fue una persona más que importante para el crecimiento del mismo.

Scheraga falleció el 1 de agosto, a los 98 años, en Ithaca, Nueva York.

Para la Universidad Nacional de San Luis (UNSL) en general y para el (IMASL) -dependiente de CONICET y la UNSL- en particular, fue trascendental su presencia e influencia en la producción de conocimiento, en la formación de recursos humanos y en la consolidación de varias líneas de investigación, a través de colaboraciones y visitas científicas al IMASL a lo largo de más de 30 años.

Recordemos que, en mayo de 1992, el Consejo Superior de la Universidad Nacional de San Luis le otorgó al Profesor extranjero el grado académico de Doctor Honoris Causa.

Con una trayectoria de más de 70 años consecutivos, Harold logró un liderazgo indiscutido en el mundo de la ciencia y un gran respeto entre sus colegas, como resultado de su colosal experiencia en Química Experimental y Teórica, Física y Matemáticas, e investigación en Química de Proteínas. Una producción científica de más de 1.300 trabajos publicados y más de 120 estudiantes graduados, postdoctorales y visitantes científicos en su laboratorio, son testigos de estos logros.

El profesional fue un destacado biofísico estadounidense y profesor emérito de George W. University. Scheraga es considerado como un pionero en biofísica de proteínas y fue especialmente influyente en el estudio de la solvatación de proteínas y el efecto hidrofóbico en lo que se refiere al plegamiento de proteínas.

Harold recibió su Ph.D. de la Universidad de Duke en 1946. Se unió a la Facultad de Cornell como instructor en 1947 y se convirtió en profesor titular en 1958. Se desempeñó como jefe del departamento de química de 1960-1967. A través de su investigación, financiada por el Instituto Nacional de Salud durante sesenta años, Scheraga publicó más de 1.300 artículos científicos y 2 libros. Recibió 35 premios y honores por su trayectoria y fue miembro de la American Chemical Society, National Academia de Ciencias y la Academia Americana de Artes y Ciencias, además de ser Doctor Honoris Causa de las Universidades de San Luis (Argentina), Gdansk (Polonia), Iowa (USA), así como del Technion (Instituto de Tecnología Isaraeli).

En esta oportunidad, decidimos recordarlo con los testimonios de dos docentes de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas y Naturales e investigadores del Instituto de Matemática Aplicada San Luis (IMASL), quienes lo conocieron y fueron testigos de su aporte científico, material y humano hacia el Instituto.

 El Dr. Sergio Favier es el actual director del IMASL y conoció a Abraham Sheraga en 1993.

– ¿Cómo fue su primer contacto con él?

-Estaba arreglando mis cosas para hacerme cargo de una beca externa en Estados Unidos. Harold estaba de visita por San Luis y me lo presentó Jorge Vila. Fue muy importante para mi haber recibido su cálido mensaje de felicitación. Fui testigo del desarrollo científico y humano que provocó su persona en un área del IMASL.

– ¿Por qué fue importante su colaboración para el Instituto?

-Con su envergadura fue de importancia el sólo hecho de incluir a la institución en su biografía. Además de la donación de equipamiento que hoy alberga el IMASL, fue formador científico de Jorge Vila y a través de él partícipe necesario de una destacada área en el Instituto como lo es la Bioinformática Estructural.

– ¿En qué consistió esa donación?

– Le debemos mucho equipamiento informático que en ésas épocas eran inalcanzables para nosotros. Muchas herramientas fueron el inicio del clúster de computadoras del IMASL. Herramienta que mantenemos hoy y fue fundamental para para el desarrollo de la investigación aplicada que se realiza en el Instituto.

Por su parte el Dr. Jorge Vila, ex-director del IMASL, recordó su experiencia en la investigación junto a Harold.

-¿Cómo recuerda a Abraham Scheraga?

– Podría resumirlo diciendo que fue un gigante en la ciencia, con enormes cualidades humanas como maestro, colega y amigo. A lo largo de más de 30 años de colaboración científica, siempre sentí por él un enorme respeto como persona y como científico. Con orgullo, puedo decir que este sentimiento fue mutuo. 

– ¿Qué tipo de equipos donó al Instituto?

-Las donaciones del equipamiento fueron, en su momento, numerosas y muy importantes para el IMASL porque no estaban al alcance de los presupuestos que manejábamos. El equipamiento donado fue, fundamentalmente material de computación que ya es, naturalmente, obsoleto y no existe. Solo por dar algunos ejemplos de estas donaciones puedo mencionar las siguientes: 3 computadoras Silicon Graphics con anteojos estereográficos, monitores, Hardware y Sofware para visualización tridimensional (en 1996, un equipamiento inédito en el país), Software de visualización (con licencia perpetua) para el modelado de peptidos, proteinas y acidos nucleicos, Software para compilación de programas científicos en lenguaje Fortran, C, C++, etc., unidades de CPU para el cluster Beowulf del IMASL, Libros, etc. Pero no solo equipamiento fue el resultado de esta colaboración sino también algo de un valor incalculable en ciencia: libre acceso, personal y para uso de nuestro grupo de investigación, a las (17) bibliotecas de la Universidad de Cornell que poseen hoy, en su conjunto, 675.470 revistas y 7.858.820 libros en ciencias, humanidades y artes. 

– ¿Compartió varias investigaciones con él?

– Publiqué alrededor de 70 trabajos en colaboración con Harold Scheraga. Un resumen de ese listado puede encontrarse en el siguiente link de ORCID ( https://orcid.org/0000-0001-7557-9350 )

– ¿Sobre qué temáticas investigaron?

-Los trabajos en colaboración con Harold Scheraga, desde 1989, fueron sobre temas muy variados y me resulta muy difícil limitarlos a un solo campo del conocimiento pero, en general, tienen que ver con Biofísica de Proteínas. Durante ese periodo trabaje, fundamentalmente, en los siguientes temas de investigación: 1. Cálculo conformacional de estructuras de péptidos y proteínas; 2. Predicción de la estructura nativa de proteínas usando métodos ab initio; 3. Desarrollo de métodos, basados en principios de la mecánica cuántica, para validar/determinar/refinar con exactitud estructuras proteicas determinadas por Resonancia Magnética Nuclear o por Cristalografía de Rayos-X; 4. Desarrollo de métodos, basados en conceptos de la físico-química y la termodinámica estadística, que sean rápidos, eficientes y exactos para el cálculo de energías libres de solvatación en proteínas y glicoproteínas; 5. Parametrización de campos de fuerzas de todos los átomos, para ser usado en cálculos conformacionales en simulaciones de moléculas biológicas.